jueves, 23 de junio de 2016

Y el premio es para...? :)

Hola de nuevo pimpollos!
Dije que volvería antes de que acabara Junio y como veis, lo estoy cumpliendo :D

Recordáis que en la entrada anterior me despedía diciendo: "No se sobre qué escribiré en el próximo post. Si termino lo que tengo entre manos pues con ello, aunque quién sabe, igual llega otro encargo de estos "predestinados" y escribo sobre él (ojalá!)" Pues tengo que decir que, a pesar de haber terminado "lo que tenía entre manos", el post de hoy no va a ir sobre ello y ¿Por qué? pues muy sencillo, porque el "Ojalá" también se cumplió y los encargos personalizados tienen prioridad sobre todas las cosas de este universo! y teniendo en cuenta que llevo como 15 días guardándolo en secreto (cosa que llevo muy mal...) pues más motivo aún para posponer un poquito el post sobre el otro trabajo, y enseñaros la última personalización :)


La historia de este encargo está directamente relacionada con el de la entrada anterior, y es que esa madre, a la que le habían regalado la chapa con las iniciales "M y M" quedó tan encantada con su chapita, que decidió encargarme otras cuatro chapas. Siempre digo que los encargos personalizados me chiflan, pero si encima son de gente que "repite" eso me mola mas aún, porque demuestra que la gente se queda realmente contenta con tu trabajo y eso es siempre lo más importante :)

Este encargo también iba de iniciales; las chapas iban a ser el regalo de fin de curso de unas profesoras que (intuyo) son de esa clase de profesores que aportan a los alumnos algo más que los simples conocimientos de un libro, y que se ganan un lugar especial en el recuerdo  de los niños. Lo digo porque yo he tenido profesores así, que me han aportado cosas mucho más importantes que un simple temario, como son los valores y los principios, cosas que hoy en día aún recuerdo y sigo aplicando.
Como veis por mi pequeño monólogo, empaticé mucho con el encargo, lo cual me facilitó el trabajo; No podían ser meras chapas con unas letras bordadas, eso no es una personalización, sino que tenían que tener algo que las hiciera únicas a cada una de ellas. Así que me puse a diseñar, a dibujar y a bordar, y el resultado fue este :D




Decidme que no son adorables!!^^

La primera de ellas es la C de Cristina. Cristina es la tutora, así que pensé que tenía que tener algo que la identificara como tal. Se supone que la tutora es la "mandamás" de una clase, y se me ocurrió la idea de la corona de laureles y flores, para enfatizar esa C.

La segunda es la P de Pilar. Pilar es la profesora de inglés y en lo primero que pensé fue en ese té de media tarde tan típico de los ingleses, y se me vino a la mente la idea de una tetera con la letra P grabada, con unas letras saliendo a modo de humo y la frase "Tea Time".

La tercera es la E de Elena. Elena (como ya intuiréis) es la profe de música, y no hay nada mas característico de la música que las notas musicales. Como ponerlas alrededor de la letra no quedaba nada estético, pensé en colocarlas en un pentagrama y en lo bonito que quedaría éste, si atravesaba la chapa de lado a lado... y no me equivocaba! Pero lo que más me gusta son las notas, son tan pequeñitas y tan cuquis! tenía miedo de que al hacerlas tan pequeñas no quedaran bien, pero vamos, para mí están chulísimas!

Y la última de ellas es la R de Raquel. Raquel es la profesora de los niños invidentes. Esta fue la única chapa en la que me dijeron algo sobre el diseño "La letra R tiene que aparecer escrita en Braille" y eso es lo que son los tres puntitos que veis en rojo. Era difícil encontrar algo que encajara con esos puntitos y más aun, con la temática de una profe para niños invidentes, así que empecé a pensar en ideas que pudieran integrar esos 3 puntos. Pensé en jugar con las constelaciones, en hacer que fueran una constelación y dibujar otras a su alrededor, pero descarté esa idea porque podía dar a entender que la profe era de astronomía! La siguiente que se me ocurrió, es la que veis en la foto: A pesar de que la R tenía que estar en Braille, pensé que poca gente lo iba a entender y que no estaría mal incorporar una R, aunque en un trazo más fino para no quitarle protagonismo a la otra. Así que diseñé una especie de tallo en forma de R en la que la letra en Braille se integrara como florecillas o como frutos dentro de ese tallo.




La chapas de la R y la E solo llevan punto de cruz y punto lineal; en el caso de la P para bordar las letras, y en el caso de la E para perfilarla y para dibujar el pentagrama y las notas.
La chapa de la C combina punto de cruz y punto lineal para dibujar la C. La corona de laurel está bordada en punto de tallo porque encaja muy bien (como su nombre indica) y porque además, cuando se quiere bordar cosas circulares suaviza mucho las curvas. Las florecillas están bordadas con nudo francés que hace que estas queden en relieve y llamen más la atención.
La chapa de la E lleva punto lineal para hacer la R, medio punto para hacer la letra en Braille, y punto de tallo para hacer los tallos que la rodean.

Todas las chapas miden 3.8cm de diámetro y como siempre, están bordadas con hilos DMC sobre tela Aida de color beige.




Como ya dije, llevo guardando el secreto 15 días. Siempre espero a que las chapas lleguen a su destinatario antes de colgar las fotos en cualquier red social (no me arriesgo a chafar ninguna sorpresa!), así que estas chapas ya están colgando de las batas de estas 4 profes y por lo que tengo entendido, están encantadas con ellas :D
A mi me chiflan las cuatro, y mientras más las miro mas me gustan! puede que hasta decida bordarme una para mi bata de laboratorio! pero si tuviera que decidirme por alguna, creo que me quedaría con la C y la P... la tetera me tiene enamorada y los colores de la C me chiflan. Si alguien es asiduo a este blog y está puesto en la gama de colores DMC, se habrá dado cuenta que los rojos 349 y 350 son de mis favoritos y que siempre que puedo los incorporo. Son unos rojos preciosos, mezcla entre rojo y salmón, una combinación que me encanta... os lo prometo soy muy fan de ellos!!


...y creo por hoy me despido!
Pretendo publicar el próximo post el primer fin de semana de Julio (si alguien se pregunta por qué esta vez tengo tan clara la fecha, es simplemente porque lo he anotado en mi agenda y lo que apunto ahí tengo que cumplirlo!). Salvo que tenga otra personalización (vuelvo a decir "ojalá") escribiré sobre el último trabajo que he hecho para incorporar a la tienda :)


Hasta entonces, besotes veraniegos! y a ser buenos!




viernes, 3 de junio de 2016

Amores salvajes y astros en línea :)

Se que ha pasado mucho tiempo desde mi último post. Francamente, cuando en el último post me despedía diciendo que no sabia cuándo podría volver, en mi mente pensaba que sería cosa de un mes como mucho, y resulta que han sido dos!
Pero lo cierto, es que avisé de que Mayo sería un mes complicado y de que si algo me iba a hacer falta, eso era tiempo... y acerté!

Mayo ha quedado atrás, y es hora de retomar el blog!

Como supondréis, si no he tenido tiempo de pasarme por aquí, tampoco he tenido tiempo para dedicarme a la costura, y proyectos que tenía pendientes, siguen en estado "pendiente". Cuento con tener al menos uno de ellos, terminado a lo largo de Junio, así que espero poder enseñároslo antes de que termine el mes (enserio, lo espero de verdad!!).
Con todo esto, seguramente, os preguntaréis: ¿Y entonces hoy qué es lo que traes? ¿Otro post kilométrico sobre materiales? ¿Un monologo quejándote sobre tu mierdi mes de Mayo?... pues no! lo que os quiero enseñar hoy es algo mil veces mas molón :D

Nada más terminar los exámenes de Mayo, una chica, la que casualmente había recibido como regalo de cumpleaños mis chapas de Harry Potter y el colgante "Tiny Hoop", se puso en contacto conmigo para que le hiciera una chapa personalizada. Su idea era que tuviera las iniciales M M, pues la chapa iba a ser el regalo de una mamá cuyos hijos se llamaban Mauro y Mateo. La idea que ella tenía era la de dos emes superpuestas y luego algunos detalles, como flores, mariposas... pero me dejó total libertad para cambiar el diseño según me pareciese.
Nada mas escuchar lo de las dos iniciales se me vino a la cabeza una idea que hacía tiempo se me había ocurrido y que casualmente, y gracias a una canción, la había retomado los últimos días. La idea era sencilla: Dos flechas cruzadas y a cada lado de las flechas una de las iniciales. En la parte de arriba un corazón que simbolizara el amor de madre, y en la parte de abajo un infinito, porque los amores de madre son infinitos e incondicionales :)

Y el resultado fue este!




(Tengo que admitir que cuanto mas miro las fotos de esta chapa, mas me enamoro de ella y de su combinación de colores^^)

Tal vez alguien se pregunte que cómo surgió la idea de las flechas cruzadas. He de decir que siempre he sido muy fan de las flechas, de hecho el logo de "Pat Hood Point" lleva una, y seguramente de la afición por las flechas y los arcos, haya nacido mi afición por Robin Hood. Me gusta mucho todo lo que tiene que ver con lo salvaje, con los bosques, con el aire libre: flechas, pinos, montañas, tipis indios... todo! me gusta esa estética y me recuerda mucho a mi infancia :) De ahí surgió hace tiempo la idea de las flechas y las dos iniciales, de hecho, la idea era hacer la chapa para mi, con las iniciales P H de Pat Hood, y poner arriba una fogata y abajo un tipi indio... los tipis indios, mi otra gran debilidad! No se si al final, llevaré acabo la idea original de hacerme la chapa de las flechas para mi, pero lo que si tengo claro, es que una chapa de un tipi, será la próxima adquisición de la colección de Pat Hood Point :]




La chapa, aunque lleva un diseño sencillo, está compuesta por diferentes puntos:

- El palo de las flechas está bordado con "punto tallo" para que le de la sensación de redondez y un poco de relieve.
-La punta de las flechas y el corazón, están hechos con "punto de cruz" y "medio punto" y perfilados con "punto de pespunte" (El corazón me chifla como ha quedado!)
- Las emes, están hechas con "punto cadeneta", en primer lugar para darles mas volumen, porque con un punto de pespunte hubieran quedado excesivamente finas y a fin de cuentas, son lo importante de la chapa. Y en segundo lugar, porque este tipo de punto deja un entramado trenzado que me gusta mucho y que le pegaba mucho a la estética de todo el conjunto.
- Y por último el símbolo de infinito, que está hecho en "punto de pespunte"

La chapa mide 3.8 cm de diámetro. La tela es de tipo Aida de color beige, y como siempre, todos los hilos son de la casa DMC.

Tengo que decir que la chapa ya ha sido entregada a la mamá en cuestión y creo que ha llegado hasta a emocionarse, lo cual me gusta mucho y me llena de alegría :)
Cuando a mí me presentaron este proyecto, me contaron exactamente lo mismo que yo os he contado a vosotros. Mas tarde, cuando entregué el encargo, me contaron un poquito más de la historia (no voy a reproducirlo aquí porque considero que son cosas privadas y que no vienen a cuento) pero si diré que era una historia muy bonita, y que sentí que esa chapa, significaba mucho y que casualmente, todo lo que había pensado para ella, acertaba mucho en la historia... a veces los astros se alinean y salen las cosas perfectas, supongo que esas son las cosas que se dice que están destinadas a pasar. Pero lo cierto es que cuanto más lo pienso, mas me reafirmo en que en esta ocasión todo estaba como muy escrito, y que todo surgió de una manera muy predestinada: por un lado, como ya he dicho, tenía muy olvidada la idea de las flechas y casualmente, dos días antes, había vuelto a mi gracias a una canción. Después llega el encargo, y todo el proceso de diseño salió en poco mas de 15 minutos. Cuando me puse a bordarla, no tuve que hacer apenas cambios, cosa que no suele pasarme; generalmente, en los encargos personalizados, siempre me falla algo en los calculos previos a la hora de adaptar el dibujo al tamaño de la tela. Y finalmente cuando la tengo montada y lista, y me pongo  a hacerle las fotos, justamente ese día tengo la luz perfecta y me salen todas las fotos a la primera, algo que tampoco me ocurre nunca; o tengo que sacar las fotos varios días porque la luz es mala, o tengo que sacar 30 fotos porque ninguna sale bien. En este caso con 10 fotos ya estaba hecho, y encima todas eran perfectas!
Siempre he pensado que todo en esta vida pasa por algo, y cosas como esta me reafirman en esa creencia :)


Y por hoy pimpollos, esto ha sido todo! He tardado, pero no os quejaréis que el post ha sido largote!

Cuento con venir antes de que acabe Junio. Con qué, aun no lo tengo claro. Si termino lo que tengo entre manos pues con ello, aunque quién sabe, igual llega otro encargo de estos "predestinados" y escribo sobre él (ojalá!)

Hasta entonces, un besote salvaje y a ser buenos! :]


P.D: he dicho varias veces a lo largo del post, que la re-inspiración en el tema de las flechas surgió a raíz de una canción. Si alguien se pregunta qué canción es esa, os resuelvo el misterio: Monteperdido de Carlos Sadness. Es una canción preciosa y con un videoclip grabado en el pirineo Aragonés que es una delicia. Os dejo el enlace abajo para que le echéis un ojo. Ya veréis como tanto el videoclip como la canción se reflejan mucho en la idea que inspiró la chapa :)


"Somos estrellas ardiendo en la noche.
Ni siquiera los astronomos sabían darnos nombre.
Cuando las flechas lleguen al bosque,
tu y yo seremos el viento que sople"

:)